Quién Soy

Nacido en 1990 en Edmonton, Alberta, Canadá, nadie hubiera adivinado que mi destino sería ayudar a los latinos a aprender inglés.

Mientras que en otras partes de Gringolandia como California, Texas y Florida están llenas de personas de todas partes de Latinoamérica, Alberta tiene muy pocos. Es el último lugar donde se esperaría encontrar un maestro de inglés que esté especializado en el idioma para enseñarles a los latinos. El mundo funciona de maneras misteriosas y el destino me llevaría hacia América latina.

A la edad de 18 años, ya había estado en Venezuela, Cuba y República Dominicana. Estos 3 viajes fueron para ir de turismo y conseguir un bronceado al propósito. Nunca tuve una interacción “real” con los  hispanohablantes hasta que fui a la Universidad.

Fue en la “University of British Columbia”, donde conocí a mi primer latino. Un estudiante de teatro de origen mexicano, un poco estrafalario y bisexual.

 Nos convertimos rápidamente en amigos y en nuestro primer año viviendo en los dormitorios de la universidad, me enseñó sobre la historia y la gastronomía de México. Él también fue quien me presentó a mi futura novia mexicana (ahora ex novia).

Esta pequeña y curvilínea chica mexicana, fue una estudiante de diseño que conocí durante las clases de salsa. Para resumirles el cuento, salimos por 3 años y ella hizo que pasara un viaje largo y encantador con la cultura latinoamericana. Hay muchos más detalles que podría escribir, pero hasta aquí está bien.

Gracias a ellos, me enamoré no sólo de la cultura de México, sino de toda la zona latinoamericana. Tomé clases de español para poder hablarlo. Además, asistí a innumerables cursos de política y cultura para aprender más sobre América latina.

Cuando rompí con mi ex-novia estaba angustiado. Realmente no sabía si quería seguir aprendiendo español. Algo me empujó hacia adelante y aprendí más rápido que nunca. En línea, en taquerías, en la universidad y con mi nuevo compañero de cuarto de origen mexicano, practiqué cada vez que se me presentara la oportunidad.

En ese mismo entonces, trabajé muy duro como camarero, ayudante en los restaurantes y barman con el fin de ahorrar dinero para hacer mi primer viaje solo hacia América Latina. Mis destinos iban a ser México y Colombia. El plan era vivir de mis ahorros mientras estaba en México, y luego obtener mi certificación CELTA en Bogotá. Mi idea era infalible, y lo seguí tal cual a excepción de los descansos. Es imposible para mí tomar descansos, así que mientras estaba en Guadalajara, empecé a trabajar de una vez como profesor en un instituto inglés privado.

Durante 4 meses enseñé inglés a los tapatíos. Fue una experiencia que abrió mis ojos y me preparó mejor para iniciar mi curso de CELTA de 1 mes de duración en Bogotá.

Después de dejar México, viajar por América Central, y llegar a Colombia, empecé mi curso de CELTA para convertirme en un profesor certificado de inglés como segundo idioma. Inmediatamente, conseguí un trabajo como profesor de inglés en una universidad privada en Cartagena. Allí enseñé este idioma durante 1 año, desde agosto de 2015 hasta junio de 2016.

¿Qué pasó después?

Regresé a Canadá renovado. América Latina todavía está en mi mente, y aún estoy enseñando inglés. No me encontrarás en una escuela, sin embargo, hago todo en línea. Para los hispanohablantes estudiar inglés en línea es increíble por muchas razones. Hay tantos recursos que puedes usar  ahora para aprenderlo en comparación con la era pre-internet. Además, maestros como yo, somos capaces de conectar con muchos estudiantes de Latinoamérica. Esto no era posible en el pasado.

Mi nombre es Profe Kyle y bienvenido a “English For Latinos”.

Lo Que Hago

Muy sencillo, hago vídeos. Puedes encontrarlos en Instagram, Facebook y YouTube. Mi objetivo con estos videos es motivar a los jóvenes latinos a estudiar inglés. Muchos hispanohablantes, no tienen inspiración para aprenderlo y la razón es porque nunca han conocido a un gringo con el que puedan conectarse.

He escuchado cosas como “son aburridos”, “son tranquilos”, “no saben bailar”, “son fríos”. Todos estos son puntos son válidos, y más o menos son verdad.

Mi meta es demostrar que hay al menos un gringo que no es así, y quiere que aprendas inglés no porque tengas que hacerlo, sino porque quieres.

Con el tiempo, verás más y más cursos que se mostrarán en mi página. Están diseñados para proporcionarte el material más completo que puedas encontrar sobre los temas que desees. Además, te enseñaré de una manera que puedas conectar tu cultura con la mía. Al hacer esto,  practicar inglés para ti será divertido y no aburrido.

Estos cursos se actualizarán permanentemente gracias a tu retroalimentación, así que por favor, haz tantos comentarios como sea posible.

Tengo disponible clases privadas, pero no soy un gran fan de ellas. Un idioma es algo muy social, así que encuentro mejor cuando los estudiantes aprenden en grupo.

Las conversaciones individuales son comunes en el mundo, pero son agotadoras para ambas partes además, no estarás al tanto de otras perspectivas.

Por ejemplo, si te digo que necesitas expresar siempre una frase inglesa de esta manera y luego vas a Texas… te encontrarás con personas que nunca han oído hablar de esa frase y perderás la confianza en mí. Además, parecerás tonto.   

Al aprender en un entorno grupal, como es el caso de este sitio en la sección de comentarios o foro, o en mis redes sociales, obtienes muchos puntos de vista. Esto enriquece tu experiencia en el aprendizaje.

Las clases privadas son valiosas cuando estás atascado en un concepto y no puedes entenderlo. En este caso, envíame un mensaje solicitando una clase privada. Por los momentos éstas tienen un costo por hora de $16 y se pueden pagar a través de PayPal.